Skip links

¿Cómo disminuir el porcentaje de rebote en tu sitio web?

¿Alguna vez has realizado una búsqueda en Google y al acceder a alguno de los resultados que te proporcionaba, has abandonado la página sin apenas haber visualizado su información? Este tipo de sesiones, donde no se llega a interactuar con nuestro contenido, forman parte del denominado porcentaje de rebote.

En este post te explicaremos en qué consisten exactamente dicho porcentaje y cuál sería su nivel óptimo. Además, descubrirás algunas maneras efectivas de poder disminuir el porcentaje de rebote. ¡Sigue leyendo para conocer todo lo que debes saber sobre la tasa de rebote!

¿Qué es el porcentaje de rebote?

Una de las métricas con las que podemos valorar el engagement de nuestros usuarios en una página web, es el porcentaje de rebote, puesto que entendemos que si un usuario pasa de media más tiempo en un sitio web e interáctua en mayor medida con su contenido, dicho contenido será más útil y con ello de mayor calidad. Y además sabemos, que Google premia a las páginas que tienen un contenido útil y de calidad para sus usuarios.

De esta manera, podemos definir la tasa de rebote, como aquel porcentaje de sesiones donde el usuario únicamente ha visitado una única página y la ha abandonado sin haber interactuado con ella.

Hay varios factores que pueden implicar una tasa de rebote elevada. Tanto la propia usabilidad del sitio web, como su tiempo de carga. Por otro lado, puede suceder que el usuario no encuentre en nuestro sitio el contenido que estaba buscando, y por tanto, decida abandonar la web, sin consultar el resto de pestañas.

¿Cuál es la tasa de rebote aceptable?

Muchos propietarios de sitios web, buscan un estándar aceptable a la hora de medir su porcentaje de rebote. Sin embargo, una tasa de rebote aceptable, depende en parte del sitio web, por lo que no debemos basarnos en generalizaciones.

Si por ejemplo tu sitio web pasa por que visiten una sola página, y allí consulten la información que necesitan, puede ser normal tener una tasa de rebote algo más elevada, ya que cuando el usuario ha encontrado aquello que necesitaba, puede abandonar tu página sin consultar el resto de pestañas. Sin embargo, si tu intención es que al llegar a tu web, el usuario interáctue con el contenido accediendo al resto de páginas de tu sitio, es recomendable que tu porcentaje de rebote sea lo más bajo posible.

Por este motivo, los datos de tiempo de permanencia en página que te proporciona Google Analytics, pueden ser un buen indicador a la hora de medir si tu porcentaje de rebote es o no elevado.

tasa de rebote

¿Cómo puedes disminuir el porcentaje de rebote?

Una vez que hayas analizado si en tu tipo de sitio web, el porcentaje de rebote se considera elevado, es momento de que analices el motivo al que puede deberse y establezcas diferentes estrategias con el fin de disminuirlo. A continuación te contamos cómo puedes disminuir el porcentaje de rebote en tu sitio web:

Velocidad de carga

Asegúrate de que tu sitio web presenta una velocidad de carga óptima. De media los usuarios, no suelen esperar más de 3 segundos a que el contenido de una página web haya cargado por completo. Por ello, uno de los motivos por los que tus usuarios pueden estar abandonando tu sitio web, puede ser porque tu contenido tarda mucho en cargar y el usuario decide no esperar y abandonar la página. Te aconsejamos que midas tu velocidad web y si ésta excede los 4 segundos de carga, revises la posibilidad de optimizarla.

Contenido de calidad

A la hora de escribir contenido para nuestros usuarios, debemos asegurarnos de que les resulte de utilidad. No se trata de escribir por escribir, sino de plantearnos qué dudas puede tener el usuario e intentar responderlas. Google premiará el contenido de calidad, y además el usuario, cuando detecte un contenido interesante, habrá más posibilidades de que continúe leyendo y explore otras pestañas de la web.

Integración de un chatbot

En muchas ocasiones, el usuario necesita algún tipo de guía a la hora de acceder a un sitio web. Debido a que un potencial cliente puede acceder a nuestra página en cualquier momento, disponer de una persona que de manera virtual le atienda, se convierte en tarea imposible. Para ello, existen lo que conocemos como chatbots, el complemento ideal para asegurar una excelente atención a todos los usuarios que lleguen a nuestro sitio, siendo también una opción de disminuir ese porcentaje de rebote, ya que si el usuario tiene dudas, éste en vez de abandonar la página, puede consultarlas a través de este asistente virtual.

Optimización para móviles

Cada vez en mayor medida, los usuarios navegan por Internet a través de dispositivos móviles. Esto hace imprescindible, que nuestra página web debe encontrarse preparada para todo tipo de dispositivos, ya que de lo contrario, podríamos estar perdiendo esas visitas, ya que si detectan elementos que pierden usabilidad en la vista móvil, es más probable que puedan abandonar la página. Por ello, te recomendamos que compruebes que tu diseño web es perfectamente adaptable en móviles.

Introduce llamadas a la acción

Una vez que el usuario ha accedido a tu contenido, es imprescindible qué sepa cómo interactual con el resto de pestañas de tu web. Esto propiciará la conversión, ya que le estaremos indicando al usuario qué queremos que haga en cada momento y con ello, aumentaremos la permanencia en página. Asegúrate de añadir estas «call to action«, sin ser demasiado invasivo.

Mejora la legibilidad

Otro punto importante a la hora de crear contenido en nuestra página, es la forma que tengamos de presentarlo. Es recomendable que señalemos los puntos importantes dentro del texto, lo dividamos con diferentes encabezados y vayamos construyendo párrafos legibles que atraigan la atención del usuario.

Ahora que ya conoces a qué hace referencia el porcentaje de rebote y cómo medir si tu web tiene o no una tasa óptima, te aconsejamos que te pongas por un momento en la piel del usuario, piensa qué aspectos de tu página tienen margen de mejora, para poder ofrecer la mejor experiencia en cada sesión que se realice en tu sitio web. ¡Pon en marcha todos los consejos que te hemos comentado anteriormente y optimiza al máximo la tasa de rebote de tu página web!

Leave a comment